Adhesión al Colegio Juan Pablo II de Alcorcón

 

logoplataforma-300x150

 

 

 

 

 

Adhesión de la Plataforma Cívica de Familias Cristianas al Colegio Juan Pablo II de Alcorcón en la persona de su director D. Carlos Martínez.

 

Estimado señor Martínez.-

 

Desde esta Plataforma de Familias Católicas no podemos mirar hacía otro lado cuando asistimos día sí y día también a una velada persecución desde todos los ámbitos de la sociedad por razón de nuestro Credo.

 

La penúltima, contra el centro escolar que usted dirige en Alcorcón, Madrid, encabezada hacia su persona a la que esta sociedad alienante pretende devorar por no “comulgar” con la ideología imperante, impuesta a base de amenazas y sanciones, que por lo visto es lo que ahora conocemos como tolerancia y libertad de enseñanza.

 

Lamentamos como propio que la preocupación de muchas personas por la educación de sus hijos unida a la irrevocable misión de transmitir públicamente la FE que muchos orgullosos profesamos y que al parecer a los abanderados de la tolerancia y lo políticamente correcto no les resulta conveniente para sus intereses personales, le hayan puesto a usted y su centro en este desagradable e intolerable escenario público.

 

Entristecidos pero no asombrados de que este desproporcionado ataque hacía su centro y su persona, por ser coherentes con su Fe y sus postulados educativos, venga precisamente auspiciado por aquellos que se han presentado ante la sociedad como los guardianes de la Fe y la religiosidad en el ámbito político.

 

Desde esta Plataforma nos adherimos a su ideario, felicidades por la carta escrita a los padres de sus alumnos, quisiéramos para nuestros hijos directores como usted,

valientes y decididos en su quehacer docente, pues los que confiamos en un centro u otro para su educación esperamos de sus gestores que hagan precisamente lo que usted y sus docentes intentan hacer, inculcar en nuestros hijos el ideario que cada centro propone, elegido por nosotros libremente, en lo que cada uno consideramos acorde a nuestra Fe y por lo tanto lo mejor para ellos.

 

En poder elegirles a usted u a otros radica la verdadera libertad, no en permitir que se les adoctrine bajo coacciones o amenazas con ideologías contrarias a nuestra FE Católica. Lo que no sólo vulnera nuestro derecho a elegir libremente la enseñanza que deseamos para nuestros hijos, si no que va contra el verdadero ser y motor de nuestras vidas que son nuestros principios y valores inspirados en esta FE que siempre ha sido perseguida y como bien sabe: Bienaventurado es usted por ello.

 

Reiterando nuestra adhesión y apoyo incondicional a usted y su colegio.

 

Un afectuoso saludo, y presentes en nuestras oraciones desde Santa Cruz de Tenerife.

 

         La Plataforma Cívica de Familias Cristianas.